Piscina o Baño para Aves

La instalación es una gran piscina olímpica que tiene un techo que está diseñado para moverse adelante y atrás en un sistema ferroviario gigante.

 

Desafortunadamente para los nadadores de abajo, un día en la piscina resultó en excrementos de aves cayendo sobre sus cabezas.

 

Más de 45.000 metros cuadrados de mayas negras resistentes de 3/4 pulgadas fueron instaladas para resolver el problema.

Durante los meses de verano el techo se abre y permanece cerrado durante el invierno. Las palomas de plagas han encontrado las vigas, luces y los rebordes como excelentes zonas para sus nidos y perchar.

 

El instalador diseño un sistema que permitiría que el techo se moviera hacia adelante y atrás libremente sin embargo evitando que las aves de plagas infestaran la superestructura del techo.

 

Ahora la única vez que los nadadores se mojan es cuando se meten en el agua.